El mejor chocolate a la taza

chocolate a la taza

El chocolate caliente es una de esas cosas que te alegran la vida en un día de frio o nublado. Y es que no hay mejor placer que poder ir a tu bar de confianza y pedir esta fantástica bebida, especialmente durante el invierno. El verdadero chocolate caliente que puedes pedir en cualquier local especializado es espeso, rico y la verdadera esencia de lo que debería ser el chocolate en un vaso en un día frío.

ingredientes chocolate a la taza

En el siguiente artículo veremos cuál es la receta para que te preparen chocolate a la taza de forma perfecta.

Chocolate a la taza

El principal ingrediente para preparar chocolate a la taza en el sector de la hostelería, especialmente en esos momentos del año en los que esta receta se convierte en la principal aliada para combatir el frío, es el chocolate en sobre, es decir, en polvo.

Lo mejor es que esta bebida se prepara de forma muy sencilla con una máquina profesional de café, usando la lanzadera que calienta la leche. Además, para aquellos clientes que no desean notar el sabor amargo del chocolate, puedes optar por añadir un chorrito de jarabe de arce, vainilla o canela, entre otros. Te aseguramos que no hay mejor forma de sorprender a tus clientes.

¿Eres un restaurante/cafetería que ofreces café a la taza? ¡Te ayudamos a preparar uno perfecto!

Ingredientes para preparar chocolate a la taza

Lo primero que debes tener claro antes de empezar son los ingredientes que necesitarás:

  • 150 ml de leche aprox.
  • Sobre monodosis de 30 gr de chocolate negro a la taza (en polvo)
  • Canela molida, vainilla o un chorro de jarabe (opcional)

receta para preparar chocolate a la taza

Receta chocolate a la taza

Una vez claros los ingredientes, es hora de empezar a preparar el chocolate. Para ello, seguiremos los siguientes pasos. Ten en cuenta que esta puede variar ligeramente en función de si queremos chocolate líquido o más bien espeso:

  1. Lo primero que deberás hacer es añadir a una jarra los 30 gramos de chocolate negro en polvo monodosis como los que tenemos en Café Arabo, ya que es la forma más sencilla de facilitar el trabajo a los baristas.
  2. Seguidamente, deberás añadir los 150 ml de leche en la misma jarra. Una vez tengas los dos ingredientes juntos, usa la lanzadera de la máquina de café profesional de tu negocio de restauración para calentar sin emulsionar, la combinación de la leche y chocolate en polvo. Este tiene que quedar bien mezclado hasta que quede una textura ideal, rica y brillante.
  3. Si lo deseas, añade una pizca de azúcar para que quede más dulce, aunque no es necesario.
  4. Viértelo en tu taza favorita y disfruta. Puedes también añadir canela molida o vainilla para aportar un toque de sabor más especial.

Si deseas que tu chocolate quede más líquido, deberás añadir más leche para disolverlo. Recuerda que la presentación de la bebida es una de las partes más importantes, ya que la primera impresión que va a tener el cliente siempre es la que cuenta. Opta por  innovar añadiendo vainilla, canela o incluso nata, para convertirlo en el típico suizo.

Compartir en facebook
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

qué es el café orgánico

Café orgánico

La trazabilidad siempre ha sido importante en el sector de los cafés especiales, pero a medida que crece el consumo ético, vemos que más tostadores

Leer más »